TING JIN – ESCUCHA

LA ESCUCHA

Es posiblemente, junto con el Jin, uno de los aspectos más difíciles por desarrollar dentro del Tuishou. Representa una de las habilidades que, durante más tiempo, debemos trabajar y tenemos que ser muy conscientes de ella. Para conseguirlo debemos entrenarla con muchas personas diferentes, ya que todas y cada una de ellas nos ayudaran a mejorarla.

Todo practicante de Tuishou tiene como objetivo o reto, conseguir descifrar el momento, la dirección y la mano con la que el rival nos desea atacar. Y para conseguir descifrar este enigma antes, debemos hacer que nuestra escucha mejore.

Al sentir el primer resquicio de fuerza o intención hacía nuestro centro, debemos ir adaptando nuestro cuerpo de forma controlada para desviar o neutralizar esa intención emergente. Debemos desarrollar nuestra capacidad para adaptarnos y desviarla o bien, para aguantarla si no podemos desviarla e incluso en ocasiones, para ambas posibilidades.

Mario simon croque

Todo ello lo debemos realizar con rapidez para poder contra-atacar.

Personalmente como practicante la dividiría en dos: la escucha interna y la escucha externa:

  • La escucha interna para mi es la capacidad de leer la intención y el momento en el que nuestra pareja realizara el ataque o contra-ataque.
  • La escucha externa seria la capacidad de sentir con que mano esta empujando, en que dirección y que cantidad de fuerza esta aplicando hacía mi centro.

Ting Jin está presente en nuestra piel de forma muy sutil y es algo que debemos despertar cuanto antes para mejorar nuestra técnica en el empuje.

Nosotros en SpainTuishou primero empezamos a desarrollarla en nuestros dedos, para pasar a manos, antebrazos y por último, tronco y piernas. El orden para cada practicante será diferente, ya que sufrirá distintos empujes según sean sus conocimientos.

Mario simon croque_2

La escucha debemos incrementarla siempre desde movimientos lentos, al principio, para trabajarla desde la base e ir corrigiendo los errores que surjan. Nuestro cuerpo debe reconocer ciertos patrones de movimiento para poder desviar o esquivar ciertos ataques. Al trabajar lentamente el cuerpo puede ir adaptándose poco a poco a ese empuje y así, con el tiempo reconocerlo, para hacer de esa intención un intento fallido.

El trabajo de la escucha es un largo camino, por ello todos los amantes del empuje y amigos marciales debemos animarnos y ayudarnos entre nosotros, en cada practica, a fin de conseguir un buen desarrollo de la escucha y aumentar con ello nuestro nivel.

mosquito tainan

En Taiwán se dice: “si te ha picado un mosquito es porque tu escucha es mala”.

CROQUE


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s