RESPETAR LA TRADICION

Hoy toca ir al Centro Luohantang a entrenar. En él todo comienza y termina con muestras de respeto. Cada vez que voy, nada más entrar por la puerta, puedo sentirlo. Lo veo hacia los maestros y hacia cualquier estudiante que a él pertenezca. A los integrantes se les enseña este concepto desde el primer día de entrenamiento, desde el preciso instante en el que se le comunica que han sido aceptados.

Para ello todos los miembros, maestros, entrenadores y resto de estudiantes, deben dar un voto a favor de la nueva incorporación. Sólo de esta manera un nuevo miembro será aceptado de forma oficial.

Se hace una evaluación, entre todos, de los valores y principios de la persona, meditando profundamente si será capaz o no de aceptar y respetar las normas tradicionales. Esta idea es muy importante para nosotros pues representa la base para poder alcanzar un nivel alto en el entrenamiento y con ello, poder llevar el nombre de la escuela a cualquier parte del mundo.

Estos valores no sólo se deben mostrar dentro del centro de entrenamiento sino que además, se considera de igual importancia tenerlos fuera. La buena o mala fama de nuestra escuela depende del comportamiento de sus integrantes. Dentro y fuera de los entrenamientos. Además, el respeto hacia cualquier forma de pensamiento o enfoque en las prácticas, nos conduce a la armonía con todos y con todo lo que nos rodea.

SpainTuishou cabecera

Para Luohantang tener un buen carácter moral, desarrollar una actitud respetuosa y cultivar un espíritu de perseverancia junto con una voluntad de esfuerzo, es la base del entrenamiento y de la vida. Sin estos requisitos es imposible llegar a los niveles más altos. Tampoco será posible permanecer con nosotros mucho tiempo.

El respeto hacia nuestra tradición empieza por el comportamiento con los demás, tanto cuando entrenamos como cuando competimos.

Una de las normas básicas e indiscutibles del centro reside en que cuando nos juntamos con otros practicantes de Tuishou nunca y nunca es nunca, se debe presumir o abusar de los menos experimentados.

Siempre debemos ser corteses con nuestros adversarios y nunca pretender demostrar lo bueno que uno puede llegar a ser. Intentamos empujar de la manera más sutil posible para que cuando se reciba el empuje, nadie pueda sentir humillación o falta de respeto hacia su persona.

Si podemos usar sólo una 20% de nuestra capacidad, nunca usaremos un 25% con el fin de demostrar nuestro nivel con respecto a nuestro oponente. Un comportamiento contrario se aleja y mucho de la esencia y del espíritu de nuestra escuela. Además ensucia nuestro nombre.

Este enfoque ético lo seguimos por dos motivos principales. Uno, por el respeto ya mencionado a todo el mundo y el otro, para poder preservar las técnicas y la tradición de la escuela. Es importante que nuestros contrincantes no tengan la oportunidad de apreciarlas y aprenderlas.

Las técnicas básicas que tenemos así como los métodos de entrenamiento tradicionales, ya sean técnicos, de trabajo con bastón u otros, nunca se deben mostrar a otras personas que no pertenezcan a la escuela. Esta última apreciación dará para otro artículo que en breve entregaré: “Preservar la Tradición”.

SpainTuishou_1

El nivel técnico que poseemos es algo que debe permanecer dentro de nuestro círculo, nunca debemos presumir para que todo el mundo vea lo buenos que somos y con ello, incumplir las normas del centro. Tanto el respeto, como preservar la tradición del entrenamiento de la escuela, son la base y el fin de nuestro centro.

En ocasiones esta idea es poco valorada y mal interpretada por algunas personas. Por ello este tipo de personas nunca formará parte de nuestra escuela. Sin estos dos conceptos, el Centro Luohantang, no sería lo que es. Tampoco se hubiese ganado el respeto de todos los practicantes de Kungfu tradicional de Taiwán.

Sin este respeto hacía la tradición tendríamos las puertas cerradas en todas las colaboraciones con las demás escuelas. Mediante esos encuentros de Tuishou, todo el mundo se enriquece. Y sin este respeto, tampoco podría haber el apoyo que hay entre todas las escuelas de la isla.

Todo comienza y termina con respeto.

JINGLONG HUANG.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s